Posts Tagged 'Ngorongoro'

Las fotos de… Ana y Daniel

safari1-318Cráter del Ngorongoro, Tanzania

Ana y Daniel también decidieron hacer un safari como Luna de Miel. Lo gozaron de lo lindo y yo les agradezco de corazón su feedback a la vuelta, el detallazo de traerme un nuevo mapa de Zanzíbar (el mío estaba hecho pedazos) y que compartan algunas de sus fotos con todos nosotros. Por supuesto os digo, Karibu tena na Africa cuando queráis!

safari1-167Poblado masai en Amboseli, Kenya

Ana y Daniel

  • Fecha de la foto: Septiembre de 2008
  • Lugar (Sitio y país): Amboseli (Kenya), Ngorongoro, Serengeti y Zanzíbar (Tanzania)
  • Quién te organizó el viaje: WILEXCO Safaris

“Simplemente queríamos agradeceros a todo el equipo la organización y los buenos ratos que nos lo hicisteis pasar por aquellas latitudes: a Isabel, especialmente por la recomendación acerca de Tortilis; a los guías Barnabas y Gerald, a Topo, que estuve muy pendiente de nosotros una vez allí; a Samuel, que, por si no hubiera sido suficiente con lo que vimos y vivimos allí, nos convenció para volver algún día; y, por supuesto, a ti, por tus consejos y paciencia, además de a todos aquellos a los que no conocemos pero que también hiceron posible el viaje.

Todo resultó estupendo, completamente a nuestro gusto  y sin ningún tipo de problema. Nos gustaron especialmente Tortilis y Mbuzi Mawe…¡Menudo lujazo! ¡La verdad es que la gente allí, y en los dos países en general, es majísma!

safari1-413Parque Nacional de Serengeti (Tanzania)

Seguir leyendo ‘Las fotos de… Ana y Daniel’

Anuncios

Diario de safari: Ndovu Kubwa Safari. Día 6

23/8/07 Adentrándonos en la gran sabana

Desayuno espectacular en el Crater Lodge. Uno no se cansa nunca de ver la vista del cráter desde el anillo. Cuando me he levantado he salido al balcón de la habitación, asustando a unas cebras, y con los prismáticos ya veía algunos coches deslizarse diminutos no lejos del lago. La mañana se ha presentado heladora.

Bajando de Ngorongoro a Serengeti hay unos valles alucinantes. Hay varias manyattas masai encajonadas en esos parajes yermos y heladores. No en vano la altura ronda los 2.400m. En uno de esos valles encontramos un grupo de unas 30 avestruces jóvenes. Como suele ser habitual, según bajamos en altura encontramos grandes grupos de jirafas, que como no pueden bajar al cráter. Al acercarnos a Ndutu la temperatura va subiendo y nos sobran forros polares y jerseys. Al llegar al valle del Rift el calor se hace latente y los caminos polvorientos.

Garganta de Oldupai. Tanzania. Agosto de 2007

La primera parada es en la garganta de Oldupai. Aquí los Leakey, la célebre familia de antropologos, efectuaron importantes y pioneras excavaciones arqueológicas. Entre otros muchos descubrimientos, hallaron un cráneo completo de homínido (australapithecus afarensis) , el más antiguo nunca encontrado en el Mundo, contemporáneo a la famosa Lucy de Etiopia. Por lo tanto es la cuna de la humanidad. Viendo el paraje, los antílopes que merodean y los pastores masais que por aquí deambulan, a uno no le cuesta imaginarse la escena de aquellos pequeños seres que daban sus primeros pasos en la Tierra. Me he acordado mucho de mi amigo José Yrabedra, experto zooarqueólogo, con quien debe ser una gozada venir por aquí.

Continuamos ruta y en lugar de tirar hacia la carretera principal, seguimos una buena pista paralela, con lo que evitamos mucho tráfico y polvo. Me asombra ver las llanuras de Ndutu con algo de verdor en esta época del año, en lugar del secarral que suele ser en agosto. Aún así no vimos nada más que unas pocas gacelas de Grandt. A uno le cuesta imaginar que es aquí donde en febrero y marzo tiene lugar la gran paridera de los ñues y las cebras. Hicimos una pequeña parada en las curiosas dunas móviles negras, que muy poca gente conoce, antes de afrontar la última gran recta hacia Naabi Hill, la puerta del Parque Nacional de Serengeti.

 

Dunas en Ndutu. Tanzania. Agosto de 2007

Seguir leyendo ‘Diario de safari: Ndovu Kubwa Safari. Día 6’

Diario de safari: Ndovu Kubwa Safari. Día 5

Cráter de Ngorongoro desde Crater Lodge. Agosto de 2007. Tanzania

22/8/07 – Dentro del Arca de Noé

El día ha amanecido oscuro y casi chispeando, pero sobre todo muy frío. Después de organizar con Santiago los “picnic lunch“, de conseguir hielo y pelear por que nos dejaran llevarnos los cascos de las cervezas que queríamos llevar, salimos hacia la entrada del Área de Conservación de Ngorongoro.

La subida hacia el anillo del cráter ha sido heladora. La temperatura bajaba conforme avanzábamos entre la niebla y la lluvia. No veíamos más que las luces de los camiones y land cruisers que nos cruzábamos. La moral del grupo parecía bajar con la temperatura pese a que les avisamos de que esto es normal en el cráter, que no tardaría en despejarse y aparecer una visión inolvidable ante nosotros…

Serval. Cráter de Ngorongoro. Tanzania. Agosto de 2007

Hagai es un guía excepcional, y así me lo demostró una vez más con su “estrategia” para afrontar la visita al Ngorongoro. Al llegar al anillo, en lugar de girar a la izquierda y dirigirse a la carretera de descenso que da a Ndutu, tiró a la derecha y se dirigió hacia la que está más allá del Sopa. “Así vamos al revés que la mayoría” – dijo, y desde luego consiguió que estuviéramos casi todo el día solos, algo impensable en agosto!

Y efectivamente, nuestras predicciones se cumplieron y tras atravesar el precioso bosque de acacias flat top de esa zona del anillo, la niebla se abrió y dió paso a la primera visión del cráter, brillando con los colores de la mañana. La primera vez que se contempla el Ngorongoro uno se sobrecoge. En mi caso ya lo había visto en muchas ocasiones pero me sigue sobrecogiendo, y más al contemplar un panorama muy distinto al de otros agostos. El cráter estaba mucho más verde, no tan agostado, y el lago Magadi tenía más del doble de agua de lo que acostumbra en esta época.

Lo primero que hemos visto al bajar al cráter ha sido un serval. Buen augurio. Poco después, cerca de las ruinas de la vieja granja del alemán, un grupo de leonas. No demasiado cerca y con varios coches alrededor, por lo que “no puntuaron” para nosotros. La colina de Ndoinyo Olkaria había sido quemada recientemente (práctica habitual en muchos parques para regenerar pastos y que salgan nuevos brotes), y estaba completamente llena de cebras. El contraste entre el negro del suelo y las rayas de las cebras lograba un efecto muy curioso.

Pájaro sobre un ñu en Ngorongoro. Tanzania. Agosto de 2007

 

Seguir leyendo ‘Diario de safari: Ndovu Kubwa Safari. Día 5’

Diario de safari: Ndovu Kubwa Safari. Día 4

Niño Hadza. Eyasi. Tanzania, agosto de 2007

21/8/07 – La máquina del tiempo.

Hoy hemos retrocedido en el tiempo. Ha debido ser tras el desayuno, mientras cruzábamos con nuestro Land Cruiser una preciosa sabana árida pasado Mangola y hemos atravesado una nube de polvo, justo antes de encontrar al grupo de bosquimanos Hadza.

Los Hadza son una tribu completamente nómada que vive de manera completamente primitiva, no en vano son cazadores – recolectores. No conocen ni la ganadería ni la agricultura, ni tienen ningún tipo de escritura, arquitectura, pintura o escultura. Son una auténtica reliquia de la Tierra y siguen viviendo completamente al día, sobreviviendo. Si cazan algún animal o recogen algún fruto, ese día comerán, sino… el destino proveerá!

Mujer Hadza. Tanzania. Agosto de 2007
Mujer hadza. Debe rondar los 42 años de edad…

Son parientes de los san y los basarawa, los bosquimanos que probablemente conoceréis por la película “Los Dioses deben de estar locos“, de los cuales se separaron hace unos cuantos siglos. Su territorio tradicional se ha visto muy desplazado a lo largo de la Historia, fruto de las rivalidades con otras tribus que les han ido venciendo y desplazando. Ahora ocupan un terreno muy árido y duro, al cual están adaptados perfectamente. Viven en grupos familiares y no suelen quedarse en el mismo “campamento” más de un mes. Se van moviendo según se desplace la caza.

Son muy diestros en la caza con arco. Sus arcos son muy básicos y primitivos, y tan solo han ido perfeccionando las flechas, que son muy largas y según la pieza que vayan a cazar les ponen punta de metal o no. Para animales grandes envenenan las flechas con sabia de cactus. Cazan prácticamente cualquier animal al que consigan aproximarse, pero en esta zona su “dieta” se compone básicamente de kudu menor, gerenuk, gacelas de Grandt, dik dik, babuinos, liebres de sabana, gallinas de guinea y palomas. El grupo al que visitamos incluso tenían una piel de leopardo.

Normalmente los hombres se dividen en dos partidas de caza, una por la mañana y otra por la tarde. Cuando están en el campamento se dedican a preparar sus arcos y flechas y curtir las pieles de sus trofeos. Las mujeres se encargan de buscar frutos y cuidar de los niños. Una de las particularidades de los bosquimanos es que apenas beben agua, y en muchas ocasiones obtienen agua condensada en determinadas raíces.

Me hubiera gustado quedarme más tiempo con ellos, pasar aquí unos días y convivir y acompañarles a cazar. No descarto hacerlo, a ver si hay pronto una oportunidad. Desde luego es impresionante ver que hay gente que sigue viviendo de esta manera… La maquina del tiempo existe…

Bosquimano tanzano. Septiembre de 2007

Seguir leyendo ‘Diario de safari: Ndovu Kubwa Safari. Día 4’

Diario de safari: Ndovu Kubwa Safari. Día 3

Jirafas masai en el Lago Manyara, Tanzania

20 / 08 / 2007 – De oasis en oasis..

Hoy no madrugamos demasiado. El grupo tenía que descansar y disfrutar de Tree Lodge. Yo me desperté temprano y tuve una divertida charla con los camareros y el chef del hotel. Los tanzanos son forofos del fútbol, y les prometí que haría todo lo posible por llevarles allí a Raul o a Reyes (alguien les conoce? echarme una mano!). Tras un estupendo desayuno, con pena nos despedimos del personal del hotel y comenzamos nuestro game drive por el Lago Manyara. Jose Ramón me comentaba el encuentro con elefantes que tuvieron en la veranda de su cabaña y todos hablaban del pequeño terremoto que hubo al amanecer (yo no lo noté, duermo como un tronco).

Mancho x6 con el personal del Tree Lodge. Agosto de 2007

El día estaba nublado por lo que no notamos el calor que suele hacer en esta parte del Rift. Manyara estaba reluciente, muy verde y rebosando vida. Muchísimos babuinos, monos de cara azul, cebras, ñúes, búfalos, elefantes, impalas, waterbuck, hipopótamos, pelícanos, garzas, jirafas, la presa muerta de un leopardo (un impala) subida a un árbol, vervet monkeys, martín pescador, hammerkop, dik diks…

El Manyara es sin duda un Parque precioso por el cual casi se pasa siempre de largo pero que sin embargo yo recomiendo siempre visitar. Es un paraíso para los elefantes, no en vano Iain Douglas Hamilton empezó sus famosos estudios sobre los paquidermos precisamente aquí. Es un parque relativamente pequeño, de los más pequeños de Tanzania, pero sin embargo siempre tiene muchas sorpresas que ofrecer.

Elefante en el Lago Manyara. Tanzania. Agosto de 2007

Seguir leyendo ‘Diario de safari: Ndovu Kubwa Safari. Día 3’


LOGOweb

Archivos

© 2007-2016 Paco León. Las fotos y textos aquí publicados son del autor del blog salvo las especificamente citadas. Mis fotos se pueden copiar, distribuir y comunicar públicamente bajo las siguientes condiciones: Citar al autor y blog - No hacer uso Comercial - No modificar ni crear Obra Derivada. Los textos aquí publicados no se pueden copiar, distribuir o utilizar sin previo permiso del autor del blog. Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

De safari:

  • 646.684 huellas

Made on a mac

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: