Posts Tagged 'Livingstone'

Mauri, el Dr. Livingstone

El doctor Mauricio Llodio Lechuga. Loita Forest, Kenya. Enero de 2006

En mi fascinación por África, los exploradores y las exploraciones son una de mis predilecciones. Siempre me han atraido sus perfiles y sus historias, desde los míticos Livingstone o Stanley, los aventureros y cazadores como Speke o Thomson, los románticos como Burton o incluso los actuales como Michael Fay.

Pero desde luego, he tenido la suerte de conocer en mis viajes y safaris a otros personajes mucho más anónimos que desde luego siguen portando el espíritu y el ánimo de los exploradores de la época más dorada y añorada de África. De todos estos, de los famosos y de los desconocidos, de los de ayer y de los de hoy, me gustaría escribir en esta sección, Exploradores.

Mauri en apogeo. Catarata en Loita Forest, tras dos días andando. Kenya, enero de 2006

Y de quién mejor para comenzar esta galería de héroes que mi amigo, maestro y segundo padre: el doctor Mauricio Llodio, un doctor Livingstone actual con muchísimos kilómetros a sus espaldas; en viajes, excursiones, exploratorias y safaris de muy diversa índole.

Cuando conocí a Mauri, en esas casualidades y momentos dificiles que nos depara el destino, no paraba de hablar de sus viajes, de sus expediciones y sus rutas por el Mundo, muchas de ellas en viajes de cooperación. No en vano es el Presidente de la Fundación Coopera, entidad de Ayuda al Desarrollo. Recuerdo hablarle de mi fascinación y mis, aún entonces, sueños africanos, y recuerdo que nada más conocerme prometió llevarme a África… y lo cumplió, vaya si lo cumplió!

Un par de años después hicimos la Exploratoria Loita – Coopera 2002. Un safari inolvidable de unas cuantas semanas de duración en el que visitamos numerosos proyectos de cooperación, identificamos nuevos proyectos y del que salió un pozo para los masais en Loita. Ese fue mi primer contacto con África y no pudo ser más auténtico y fascinante.

Caminando con guerreros masais. Loita Hills, Kenya. Marzo de 2002

Y es que viajar con Mauri es una gozada. No hay ruta trazada, no hay plan de viaje, tan solo dejarse llevar a dónde lleve el destino. En un solo día con Mauri en Loita Hills, llegamos a despertar rodeados de guerreros moranis masai, pasear al amanecer y verles cazar una gacela Thomson, preparar un opíparo desayuno, montar una oficina de campaña, recibir a improvisados visitantes tanzanos, preparar propuestas de proyectos de cooperación, operar de urgencia a un niño y salvarle la vida (Mauri es el mejor médico que he conocido nunca), firmar un acuerdo para firmar un pozo, jugar con los guerreros masai, ir a ver una colina desde la cual divisar el Lago Natron y cenar una fabada Litoral en plena sabana, en un campamento rodeado de hienas y chacales.

A ese viaje, además, le debo conocer por primera vez Masai Mara, Serengeti, Loliondo, Ngorongoro, Tarangire, Nairobi y Arusha… y sobre todo a Topo, a Milton, a Dixon, a Daniel, a Shukri, a Kirotie, a Mogue… y tantos otros a los que hoy tengo la suerte de llamar amigos.

Así es Mauri, eléctrico, con mil cosas en la cabeza, hablando su spanglish atropellamente y en tres minutos pasar de hablar de medicina a cómo funciona un paraguas con cualquier paisano que se cruza por su camino. Viajero atípico, le da igual pasar de dormir al raso junto al fuego (se queda frito en 3 segundos) o en cualquier tugurio de Shangai, que disfrutar de los lujos del mejor Lodge que pueda haber en África. Siempre es el primero en levantarse, y en menos que canta un gallo te despierta con su última ocurrencia o con cualquiera de sus cientos de proyectos que lleva en esa cabeza que nunca para.

Preparando el desayuno con Topo y Milton. Loita Hills, Kenya. Marzo de 2002

Seguir leyendo ‘Mauri, el Dr. Livingstone’

Anuncios

Las cataratas Victoria o Mosi oa Tunya


Las cataratas Victoria, dejándonos a parte cursilerías tales como “una de las 7 maravillas Naturales del Mundo“, es sin lugar a dudas uno de los lugares más emblemáticos de África y representa no solo el espectáculo de ver esa caída de agua tan hermosa, sino el Sueño Africano del hombre blanco, y la exploración del continente africano.

Los que de pequeños soñábamos con explorar el mundo en lugar de ser delanteros del Madrid, fantaseábamos con ser como el Dr. Livingstone y descubrir lugares remotos y sobrecogedores. Ser los primeros en llegar, no por la gloria ni la fama, sino por el placer de alcanzar lo desconocido y ser el primero en disfrutar de esas maravillosos caprichos de la Naturaleza.

Mosi oa Tunya desde el lado de Zambia. Abril de 2008

Al contemplar las cataratas por primera vez, es imposible no pensar en el gran Dr. Livingstone, e imaginar su cara y su reacción cuando una tarde de noviembre de 1855, navegando Zambeze abajo se topó con este gran salto de agua de más de kilómetro y medio de anchura, que se precipitan en un abismo de más de 100 metros de alto. El misionero, que recorrió esta parte de África con una Biblia bajo el brazo, además de evangelizar y explorar llevó a cabo una importantísima labor en contra del esclavismo. David llegó en noviembre, cuando el río Zambeze lleva menos agua y detuvo sus canoas de mokores en la isla central de las cataratas, desde la cual en esa época se tiene la mejor perspectiva y que hoy lleva el nombre del ilustre explorador británico.

El descubrimiento de las catarátas Victoria, junto a las fuentes del Nilo fueron dos de los últimos hitos de la exploración africana, culminada en 1883 cuando Joseph Thomson cruzó el Masailand, la última frontera africana para el hombre blanco. Livingstone, fiel al Imperio, las bautizó con el nombre de la Reina Victoria, al igual que al enorme lago interior que también fue el primer blanco en descubrir. Sin embargo para los africanos, las cataratas del Zambeze siempre han sido Mosi oa Tunya, es decir “la humareda que ruge“, ya que cuando alcanza su máximo nivel de agua, el spray del agua al caer se puede ver a unos 30 km de distancia, y el rugir de la catarata a unos 15 km.

El mítico río Zambeze cae en esta gigantesca garganta, formando las cataratas y unos profundos cañones en un curioso zig zag, que son hoy en día el mejor lugar del mundo para practicar rafting.

El Zambeze separa los dos paises a los cuales pertenecen Mosi oa Tunya, Zimbabwe y Zambia. Algo parecido pasa con las famosas cataratas de Iguazú, ya que el río Paraná Iguazú separa Argentina y Brasil.

Es posible que el lado de Zimbabwe goce de una mejor perspectiva de las cataratas, sin embargo desde el lado de Zambia uno se adentra en la garganta y se disfruta de la fuerza y la magnitud del salto de agua. En el lado de Zimbabwe la ciudad que hay junto a las cataratas se llama Victoria Falls y en el lado de Zambia, Livingstone. Al ser un lugar muy turístico se han construido numerosos hoteles a ambos lado, destacando el Victoria Falls Hotel en Zimbabwe y el Royal Livingstone en Zambia, ambos perfectas muestras de hotel colonial al viejo estilo africano, y con un sabor único.

En ambos lados hay una oferta de actividades muy completas: visitas al cercano Parque de Chobe (Botswana), paseos a lomos de elefante, rafting, cruceros por el Zambeze, etc. Una de las actividades estrella es el paseo en helicóptero sobre las cataratas, el medio ideal para percibir toda su grandeza y ver las gargantas zigzageantes del Zambeze. Esto es especialmente recomendable durante abril, mayo y junio, ya que son los meses en que llevan más agua y el spray dificulta la visión.

A orillas del Zambeze. Zambia, abril de 2008

Las cataratas desde el curso del Zambeze, al centro la isla Livingstone. Abril de 2008

Atardecer africano sobre el río Zambeze. Zambia, abril de 2008

En definitiva, visitar las cataratas Victoria es algo imprescindible para el viajero que visita África, y es ideal para combinarlo con un safari en Sudáfrica o Botswana, o incluso para completar un safari diferente y original por Zambia.

Ya he visitado las Cataratas Victoria del Zambeze, las de Murchinson del Nilo, las de Iguazú del Paraná río Iguazú y el Salto de Angel de los Tepuis de Venezuela. Sinceramente no sabría con cual quedarme!

Gracias a Tony Gálvez por la corrección del río Paraná! :p


LOGOweb

Archivos

© 2007-2016 Paco León. Las fotos y textos aquí publicados son del autor del blog salvo las especificamente citadas. Mis fotos se pueden copiar, distribuir y comunicar públicamente bajo las siguientes condiciones: Citar al autor y blog - No hacer uso Comercial - No modificar ni crear Obra Derivada. Los textos aquí publicados no se pueden copiar, distribuir o utilizar sin previo permiso del autor del blog. Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

De safari:

  • 648.961 huellas

Made on a mac

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: