Posts Tagged 'elephants'

Chobe, el jardín de los elefantes (I)

Elefante macho joven, literalmente “poniendose chulito”

Cuando pienso en elefantes hay varios lugares y momentos que se pasan por mi mente. Uno de los más especiales, sin ninguna duda, es el precioso Chobe. Abundancia de agua y de comida hacen de este Parque un auténtico paraíso para el mayor mamífero terrestre del mundo.

Los elefantes del cono Sur de África son los mayores de África, siendo más de un cuarto más grandes y pesados que sus primos del Este de África. Mientras que los típicos elefantes de Kenya, Uganda o Tanzania, o incluso Mozambique son característicos por sus colmillos finos y largos, que casi llegan a cruzarse, los elefantes de esta región del continente tienen los colmillos algo más cortos pero mucho más gruesos.

El Parque Nacional de Chobe es el segundo más grande de Botswana, cubriendo una gigantesca extensión de 10.500 kilómetros cuadrados. Este parque se enorgullece de tener la mayor población fija de elefantes de toda África, la cifra está entorno a los 120.000 paquidermos, lo cual no deja de ser una barbaridad y el ecosistema de Chobe lo empieza a notar en su flora, cada vez más castigada.

Típica imagen de Serondela

El Gran Chobe está dividido en cuatro zonas, que forman cuatro ecosistemas diferentes:

Serondela, que no es más que la ribera del río Chobe. Es la más visitada y tiene a la pequeña ciudad de Kasane como referencia. El paseo más espectacular se hace en lanchas, siguiendo la ribera del río y viendo los animales en las orillas, dentro del agua o, en temporada muy seca, dentro de las islas del río. En esta zona el río Chobe hace de frontera entre Namibia (en la franja de Caprivi) y Botswana. En estos boat rides se pueden ver muchos elefantes, cocodrilos, hipopótamos, impalas, kudus, búfalos y algún otro mamífero que se acerca a beber al río. También se pueden recorrer en 4×4, teniendo una perspectiva preciosa del río. Sin duda lo más espectacular son los elefantes dentro del agua.

Seguir leyendo ‘Chobe, el jardín de los elefantes (I)’

Peter Beard, el fotografo que soñó con Kenya

Mi amigo Daniel Marías me ha vuelto a sorprender una vez más. Daniel es un tipo que merece un post para “exploradores“, aunque sea un geografo y explorador más de biblioteca que “de tacón gastado”, como decía su admirado maestro Manuel de Terán. Daniel es de esas grandes personas que cuando va investigando su curiosidad le lleva a derroteros imprevistos, y que cuando ve un detalle que le recuerde a un amigo, lo saborea y hace todo lo posible para su amigo lo saboree de primera mano. Y eso le pasa con los libros. Su penúltima sorpresa fue traerme un libro manuscrito, sobre un safari de caza en Kenya, dedicado a su abuelo (Julián Marías) del cual tenemos que investigar y puede que salga un nuevo proyecto que hacer juntos… Hoy, la última sorpresa ha sido aparecer en la cena con un gran regalo: The end of the game, el célebre libro del grandísimo Peter Beard.

Desde mi modesta pluma me es difícil escribir de alguien que ha hecho tanto. Peter Beard no solo ha fotografiado de manera sublime, magistral y con un estilo propio y casi inimitable la naturaleza y las gentes de Kenya, sino que además ha sido fotógrafo de moda, ha fotografiado a monumentos hechos mujer como Marilyn Monroe o Imán, es íntimo amigo de Mick Jagger (fue fotógrafo de una de las giras más salvajes de los Rolling Stones en 1971), formó parte de la famosa Factoría de Andy Warhol, fue amigo de su “inspiración africana” Karen Blixen, participó en una película experimental con Salvador Dalí, alternaba su rancho en Kenya con bailes con Truman Capote en el mítico Studio 54 de Nueva York y sus amistades van desde Picasso, Francis Bacon… Casi siempre con un porro en la mano y una sonrisa canalla en su cara.

Cuando aterrizó en Kenya por primera vez en 1955 seguía la senda romántica de los tiempos de Blixen, Finch Hutton, Selous… y otros personajes, como tantos y tantos soñadores. En cambio se encontró un África diferente y convulsa, en los tiempos de la revolución Mau Mau y en una época de cambios. Encontró entonces un auténtico “paraíso violado”, que empezó a fascinarle y a atraparle. Sintió el impulso de ir a conocer a una anciana Karen Blixen en Dinamarca, que le hablara de los viejos tiempos. Tras muchos viajes y exploratorias se estableció en Kenya, comprando una pequeña granja, Hog Ranch “a los piés de las colinas de Ngong” junto a la casa de Karen. Allí se dedico a fotografiar esa tierra que le cautivaba y amaba, demostrando una pasión peculiar por la vida salvaje, las gentes y sobre todo por los elefantes.

Seguir leyendo ‘Peter Beard, el fotografo que soñó con Kenya’

Diario de safari: Ndovu Kubwa Safari. Día 2

Elefante macho en Tarangire. Tanzania, septiembre de 2007

19/08/07 – El jefe del Tarangire

Wow! Ha sido un día muy intenso. Escribo estas líneas desde mi suite en Tree Lodge del Lago Manyara, la número 7, tras darme un reconfortante baño en una bañera victoriana. Es uno de los lodges más bonitos y espectaculares en los que he estado nunca.

El día comenzó muy temprano. Esperando al desayuno disfruté del amanecer sobre el jardín de los baobabs, charlando animadamente con el personal de River Camp. Tras un desayuno temprano, y felicitar a Chituca por su cumpleaños, salimos ilusionados hacia la puerta de Tarangire. Tras registrarnos en el Parque y después de que nos fumigasen el Land Cruiser (por la mosca Tse Tse), comenzamos el primer game drive del día. Tras ver unos cuantos grupos de impalas, Rosabel vio la primera jirafa del viaje. Poco más adelante un enorme macho de elefante, una escena preciosa al verle rascarse con el tronco de una acacia caída. A mi Tarangire es un Parque que me emociona cada vez que voy. Es un paisaje tremendamente africano, coronado por cientos de baobabs, cada cual más espectacular.

Hagai eligió una ruta que yo no recordaba, y como siempre acertó. Estuvimos toda la mañana prácticamente solos, hasta llegar a el pic nic site.

Al poco de empezar el game drive, Tarangire regaló al grupo una preciosa bienvenida y un momento muy emocionante. Llegamos a un grupo grande de elefantas con crías, acompañados de un gran macho, no demasiado viejo. Primero estuvimos viéndolos a una cierta distancia, y luego, Hagai acercó el coche y pidió silencio. El gran macho nos detectó y sucedió lo siguiente:

 

 

Como veis, el video tiene dos partes. En la primera se puede ver como el elefante se acercó arrogante y algo amenazante. Estabamos con el motor parado y llego a situarse justo delante del capó. La reacción del grupo fue agacharse y notaron por primera vez esa mezcla de emoción y miedo, típica de esta clase de encuentros. En estas situaciones los guías tenemos que observar muy atentos el comportamiento del elefante y fijarnos mucho en el lenguaje que usan con las orejas, para saber si están tan solo en plan “chulesco” o si la cosa se pone más fea. La segunda parte fue unos minutos después, nos situamos un poco más lejos y el grupo entero de elefantes pasó por delante nuestro. El último fue el gran macho y volvió a acercarse a nosotros hasta casi rozar el capó, para volver a demostrarnos quien es el jefe del Tarangire. Fue una escena realmente impresionante.

Seguir leyendo ‘Diario de safari: Ndovu Kubwa Safari. Día 2’


LOGOweb

Archivos

© 2007-2016 Paco León. Las fotos y textos aquí publicados son del autor del blog salvo las especificamente citadas. Mis fotos se pueden copiar, distribuir y comunicar públicamente bajo las siguientes condiciones: Citar al autor y blog - No hacer uso Comercial - No modificar ni crear Obra Derivada. Los textos aquí publicados no se pueden copiar, distribuir o utilizar sin previo permiso del autor del blog. Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

De safari:

  • 654.740 huellas

Made on a mac


A %d blogueros les gusta esto: