Archive for the 'Zimbabwe' Category

África… es lo que tiene

Pues ya véis, soy millonario! al menos en dólares Zimbabwenses… 

Una “pequeña” fortuna, que equivale a la friolera de… 24 céntimos de euro. Me pagaría una ronda, pero no se si me va a llegar…

A fecha de hoy, 1€ equivale a 402.581.397,27 ZWD dólares Zimbabwenses

Fijaros que incluso el billete tiene fecha de caducidad. Los precios, debido a la inflación galopante que sufre la economía de este país, cambian continuamente. Es una auténtica locura ya que ni siquiera pueden imprimir tanto papel, y hacer pagos significativos es poco menos que imposible. Y eso que hace poco han eliminado tres ceros, ya que tenían que manejarse en billones. 

Es una pequeña muestra de ese lado africano, que a veces se nos puede antojar divertido ridículo y absurdo, pero que por desgracia significa la miseria de millones de personas llevados a la más absoluta ruina, y un país que tiene todo tipo de riquezas, hundido por la absurda obcecación de un tirano dictador asesino, que tiene más de 30.000 muertes a su espalda y lleva 28 años en el poder…

 

Anuncios

Chishakwe, Save Valley – Zimbabwe. Respirando África

La noche del 11 de mayo, entre la 1 y las 5 de la mañana me encontraba junto al fuego del campamento, tomando recio ron jacamaicano con coca cola, mano a mano con Spike Claassen, uno de los mejores cazadores profesionales de Zimbabwe, al Norte de Save Valley, en Zimbabwe. Estábamos concretamente en el coqueto campamento de Chishakwe, y a unos 500 metros un gran león rugía a una noche estrellada, coronada por una gran media luna de tono rojizo, que bailaba sobre los baobabs y mopanes. Cada vez que el león rugía sonreíamos borrachos en silencio, escuchando lo que nos tenía que decir. Cuando callaba brindábamos emocionados, y Spike, un gran tipo, zimbabwés y africano hasta la médula decía:

Por cosas así estamos en África. Puede que la gente no lo entienda en sus lujosos apartamentos en las grandes ciudades. Pero mientras ese león nos siga hablando así, todo tiene sentido en esta locura que es África.

Y es que si algo se respira en este rincón del sureste de Zimbabwe, muy pegado a Mozambique es un África pura, salvaje, coqueta, pasional y dramáticamente hermosa y amenazadora.

No en vano el Save Valley Conservancy Area es un gigantesco trozo de la madre África de más de 350.000 hectáreas, que es un ejemplo de un África que se fue para afortunadamente volver. Toda esta zona, tras la llegada del hombre blanco y la creación de Rhodesia del Sur, el sueño de Cecil Rhodes, el estrafalario magnate de los diamantes que soñó con hacer del cono Sur de África la Tierra soñada por el hombre blanco; fue convirtiéndose poco a poco en gigantescos ranchos ganaderos. Durante la primera mitad del sXX y con el afán de ganar terreno a las fieras y a las enfermedades, prácticamente se acabó con la fauna autóctona de esta zona, para librarla de peste bobina y ser pasto para gigantescas explotaciones ganaderas. El alambre de espino fue delineando las grandes fincas (originariamente todo el Save Valley se dividía en tan solo cuatro mega ranchos), y vacas y cebúes pastaban a sus anchas. Sin embargo hacia el último cuarto del siglo pasado estas explotaciones dejaron de ser rentables. Se empezaba a hablar entonces del uso sostenible de la fauna salvaje como mejor negocio, explotar tierras para eco turismo, ya fuese cinegético o turismo convencional. Poco a poco el ganado fue dando paso a la fauna. Entre 1986 y 1991 un total de 33 rinos negros fueron trasladados a la zona, habitat ideal para este esquivo y amenazado dinosaurio, con el consentimiento de los rancheros. Hoy en día la población ha crecido y es de las más estables del país.

Pocos recordaréis las devastadoras inundaciones de 1991. Con ellas se fueron las vallas. Nacía entonces el Save Valley Conservancy Area. Las fincas desaparecieron y la zona se dividió en numerosas concesiones. En 1992 se llevó acabo una iniciativa sin precedentes. 600 elefantes procedentes del Parque de Gonarezhou, donde estaban a punto de desfallecer de hambre por carecer de comida, fueron trasladados a Save Valley. Era la primera vez que se trasladaban núcleos familiares enteros de elefantes y afortunadamente la experiencia fue un éxito. Esa población actualmente no solo se ha mantenido sino que se ha incrementado considerablemente. Actualmente hay más de 1.000 elefantes en el área. Otras especies fueron reintroducidas y otras simplemente fueron llegando o creciendo sus reducidas poblaciones.

Seguir leyendo ‘Chishakwe, Save Valley – Zimbabwe. Respirando África’

Las cataratas Victoria o Mosi oa Tunya


Las cataratas Victoria, dejándonos a parte cursilerías tales como “una de las 7 maravillas Naturales del Mundo“, es sin lugar a dudas uno de los lugares más emblemáticos de África y representa no solo el espectáculo de ver esa caída de agua tan hermosa, sino el Sueño Africano del hombre blanco, y la exploración del continente africano.

Los que de pequeños soñábamos con explorar el mundo en lugar de ser delanteros del Madrid, fantaseábamos con ser como el Dr. Livingstone y descubrir lugares remotos y sobrecogedores. Ser los primeros en llegar, no por la gloria ni la fama, sino por el placer de alcanzar lo desconocido y ser el primero en disfrutar de esas maravillosos caprichos de la Naturaleza.

Mosi oa Tunya desde el lado de Zambia. Abril de 2008

Al contemplar las cataratas por primera vez, es imposible no pensar en el gran Dr. Livingstone, e imaginar su cara y su reacción cuando una tarde de noviembre de 1855, navegando Zambeze abajo se topó con este gran salto de agua de más de kilómetro y medio de anchura, que se precipitan en un abismo de más de 100 metros de alto. El misionero, que recorrió esta parte de África con una Biblia bajo el brazo, además de evangelizar y explorar llevó a cabo una importantísima labor en contra del esclavismo. David llegó en noviembre, cuando el río Zambeze lleva menos agua y detuvo sus canoas de mokores en la isla central de las cataratas, desde la cual en esa época se tiene la mejor perspectiva y que hoy lleva el nombre del ilustre explorador británico.

El descubrimiento de las catarátas Victoria, junto a las fuentes del Nilo fueron dos de los últimos hitos de la exploración africana, culminada en 1883 cuando Joseph Thomson cruzó el Masailand, la última frontera africana para el hombre blanco. Livingstone, fiel al Imperio, las bautizó con el nombre de la Reina Victoria, al igual que al enorme lago interior que también fue el primer blanco en descubrir. Sin embargo para los africanos, las cataratas del Zambeze siempre han sido Mosi oa Tunya, es decir “la humareda que ruge“, ya que cuando alcanza su máximo nivel de agua, el spray del agua al caer se puede ver a unos 30 km de distancia, y el rugir de la catarata a unos 15 km.

El mítico río Zambeze cae en esta gigantesca garganta, formando las cataratas y unos profundos cañones en un curioso zig zag, que son hoy en día el mejor lugar del mundo para practicar rafting.

El Zambeze separa los dos paises a los cuales pertenecen Mosi oa Tunya, Zimbabwe y Zambia. Algo parecido pasa con las famosas cataratas de Iguazú, ya que el río Paraná Iguazú separa Argentina y Brasil.

Es posible que el lado de Zimbabwe goce de una mejor perspectiva de las cataratas, sin embargo desde el lado de Zambia uno se adentra en la garganta y se disfruta de la fuerza y la magnitud del salto de agua. En el lado de Zimbabwe la ciudad que hay junto a las cataratas se llama Victoria Falls y en el lado de Zambia, Livingstone. Al ser un lugar muy turístico se han construido numerosos hoteles a ambos lado, destacando el Victoria Falls Hotel en Zimbabwe y el Royal Livingstone en Zambia, ambos perfectas muestras de hotel colonial al viejo estilo africano, y con un sabor único.

En ambos lados hay una oferta de actividades muy completas: visitas al cercano Parque de Chobe (Botswana), paseos a lomos de elefante, rafting, cruceros por el Zambeze, etc. Una de las actividades estrella es el paseo en helicóptero sobre las cataratas, el medio ideal para percibir toda su grandeza y ver las gargantas zigzageantes del Zambeze. Esto es especialmente recomendable durante abril, mayo y junio, ya que son los meses en que llevan más agua y el spray dificulta la visión.

A orillas del Zambeze. Zambia, abril de 2008

Las cataratas desde el curso del Zambeze, al centro la isla Livingstone. Abril de 2008

Atardecer africano sobre el río Zambeze. Zambia, abril de 2008

En definitiva, visitar las cataratas Victoria es algo imprescindible para el viajero que visita África, y es ideal para combinarlo con un safari en Sudáfrica o Botswana, o incluso para completar un safari diferente y original por Zambia.

Ya he visitado las Cataratas Victoria del Zambeze, las de Murchinson del Nilo, las de Iguazú del Paraná río Iguazú y el Salto de Angel de los Tepuis de Venezuela. Sinceramente no sabría con cual quedarme!

Gracias a Tony Gálvez por la corrección del río Paraná! :p


LOGOweb

Archivos

© 2007-2016 Paco León. Las fotos y textos aquí publicados son del autor del blog salvo las especificamente citadas. Mis fotos se pueden copiar, distribuir y comunicar públicamente bajo las siguientes condiciones: Citar al autor y blog - No hacer uso Comercial - No modificar ni crear Obra Derivada. Los textos aquí publicados no se pueden copiar, distribuir o utilizar sin previo permiso del autor del blog. Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

De safari:

  • 622,991 huellas

Made on a mac


A %d blogueros les gusta esto: