Diario de safari: Mashariki safari. Día 2

DSCF6284.JPG

15-9-08. El país de los elefantes

Nos levantamos prácticamente al amanecer. Antes de desayunar y clandestinamente fuimos a dar un paseo por los alrededores del campamento. Esto es algo que nunca, y bajo ningún concepto debéis hacer sin estar acompañados de vuestros guías pues es realmente muy peligroso. Apenas nos alejamos unos pocos centenares de metros, pero era impresionante la cantidad de rastros de elefantes e hipopótamos que encontramos por todas partes, algunos de ellos prácticamente dentro del campamento. Es inevitable tener algún escalofrío y andar con mucha cautela por si algún  hipopótamo rezagado se encuentra aún fuera del agua o hay algún elefante tras la espesa vegetación de la ribera. Estuvimos un rato caminando por la orilla arenosa, analizando las huellas de lo que se había acercado esa noche a beber al río. Prácticamente todas eran de elefantes, en un número elevadísimo, y todas siguiendo un recorrido en U, llegando al agua y sin quedarse mucho tiempo por los alrededores volvían a emprender camino de regreso al interior de la sabana. Parecía que los elefantes no se sentían muy seguros en espacios tan abiertos.

DSCF6086.JPG
Después del desayuno salimos de game drive. Durante un buen rato Topo descansó de tantos kilómetros y estuve conduciendo yo. La mañana estaba preciosa, con sol y un cielo prácticamente despejado. Desde que salimos del campamento no paramos de ver rastro de elefante fresco por todas partes. Las huellas cruzando la carretera eran de esa misma noche y las había por todas partes, correspondiendo a pequeños grupos que iban y venían del río. Efectivamente no tardamos en ver a los primeros elefantes, que brillaban rojizos a la suave luz de la mañana. Todos los grupos siempre alerta y todos camino del interior del Parque. Alternaban los grupos de elefantes dik dik fugaces que cruzaban el camino como rayos, algún grupete de impalas, algún waterbuck o nos distraíamos observando grupos de hipopótamos tomando el sol en alguna isleta del Galana.

DSCF6106.JPG

En toda la mañana de game drive nos cruzamos con dos mini buses de turistas, que venían de Malindi. Visitar este parque es una gozada, sin turistas y con una sensación extra por lo salvaje y auténtico del paisaje y su fauna. Así estuvimos varias horas, avanzando despacio y sin dejar de asombrarnos por tanto rastro y rastro de elefantes. Un grupo aquí, otro allá, un macho por ahí, otra familia más allá… Una de las escenas más bonitas fue ver un grupo grande, unos estaban aún bebiendo en pleno cauce del río y otros fuera del agua, en la otra orilla del Galana y subidos caprichosamente a unas grajdes rocas. Dos enormes matriarcas tomaban las decisiones y cuando nos vieron bajarnos del vehículo levantaron las trompas, y al tomarnos el aire resoplaron y se dieron la vuelta, avanzando hacia la meseta de Yatta.

DSCF6160.JPG

DSCF6084.JPG

Hartebeest, cebras, facocheros, kudu menor, gacela de grandt, avestruces, jirafas, búfalos, waterbucks, dik diks, e  impalas completaron el precioso game drive hasta llegar a la puerta de Sala, por donde salimos del gigantesco Tsavo. No los contamos, pero sin duda alguna en estas tres horas, en una simple mañána, pudimos ver, con toda facilidad, más de ciento cincuenta  elefantes!!! impresionante.

Dejamos atrás el Gran Tsavo y por la carretera algo pedregosa que lleva hasta Malindi, seguimos no muchos kilómetros hasta la desviación de la entrada del Galana Ranch. Regresamos a las orillas del Galana, pasamos un par de campings y no tardamos en llegar hasta un nuevo oasis, el precioso y encantador Kulalu Camp. Era medio día y apretaba el sol, así que la enorme y fresca ducha se agradeció. Nos refrescamos  después de mirar el correo y contestar unos emails, dimos buena cuenta de una excelente lasaña, tras la cual nos echamos una buena siesta.

DSCF6174.JPG

Por la tarde salimos con uno de los guías y nos internamos en el gigantesco Galana Ranch. Esta finca tiene la friolera de unas 600.000 hectáreas. Enseguida vimos algún gerenuk, impalas y alguna gacela despistada. El paisaje era similar al de Tsavo East, pero en toda la tarde no nos cruzamos absolutamente con nadie.

Vimos un par de elefantes machos solitarios. No había demasiada densidad de fauna a priori, claro que atravesamos una larga y espesa zona de matorral espinoso donde cruzaban los dik diks por doquier, pero era dificil avistar nada más. Llegamos a una zona algo más abierta, con una enorme acacia en la que había una casita de madera encima. Llevaba allí desde los tiempos en que Galana era un bloque de caza. Dominaba una charca artificial de agua y nos contaron que desde allí solían controlar búfalos, leopardos, etc, y que aún se podían hacer esperas para ver animales en días de luna llena, como justo era esta noche.

DSCF6255.JPG

Hicimos unas fotos y en nuestro ánimo estaba el deseo de habernos quedado en esa caseta en medio de la inmensidad, sin embargo tuvimos que dejarlo para otra vez, soñando con ello mientras disfrutabamos de un atardecer espectacular.

Volvimos al campamento y nos dimos una buena ducha para quitarnos el polvo rojo africano. Disfrutamos de una cena fantástica y un buen vino blanco helado, mientras veíamos con claridad la orilla del Galana. Luna llena en África, un río y elefantes… poco más se puede pedir!

Escribo mi diario viendo desde mi tienda y a la luz de la Luna clarear las siluetas de unos enormes hipopótamos saliendo del Galana…

DSCF6126.JPG

Anuncios

1 Response to “Diario de safari: Mashariki safari. Día 2”


  1. 1 rafikisa 18 noviembre, 2008 en 2:05 pm

    Hola León! para que luego digas que nunca comento nada!! pero como estabas a mi lado te lo podía decir en persona, que cada vez me gustan más tus historias, es más, que parece que he estado yo allí contigo de lo bien que las cuentas….. muack!! hasta muy pronto.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




LOGOweb

Archivos

© 2007-2016 Paco León. Las fotos y textos aquí publicados son del autor del blog salvo las especificamente citadas. Mis fotos se pueden copiar, distribuir y comunicar públicamente bajo las siguientes condiciones: Citar al autor y blog - No hacer uso Comercial - No modificar ni crear Obra Derivada. Los textos aquí publicados no se pueden copiar, distribuir o utilizar sin previo permiso del autor del blog. Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

De safari:

  • 611,411 huellas

Made on a mac


A %d blogueros les gusta esto: