Diario de safari: Uli Mukora Safari. Día 4

Upepo Camp. Masai Mara, Kenya, septiembre de 2007

3-9-07 – Regreso al campamento del viento

Desayuno y despedida de Losho. Recogemos todas las cosas, hacemos maletas y cargamos el Land Cruiser. Es increíble la de cosas que llevamos! Y eso que Samson llevó el equipo, víveres,  leña, a Charles y demás trastos. Salimos algo tarde hasta que logré organizar todo y dejamos a Losho, a nuestros amigos y a los masai con bastante pena. Sin embargo teníamos por delante grandes emociones!

 Entramos a Mara por Ololamuitia y el Parque estaba precioso! El valle que hay desde esta entrada hasta Keekorok estaba espectacular, repletito de migración. Enseguida vimos grandes columnas de ñues y cebras, avanzando lentamente hacia Mara Oeste. Vimos los primeros impalas, algún dik dik y los hartebeest, que yo cariñosamente les llamo bicicletas, ya que sus cuernos tienen forma de manillar y así les llamaba mi Maestro Alfonso de Urquijo.

Cebras en Masai Mara. Kenya, septiembre de 2007
Foto: Iñigo Torrens

Los Mukoras flipaban con tanta densidad de animales y disparaban sus cámaras a ambos lados del Land Cruiser. Llegamos a un precioso arroyo con palmeras, y allí estaban, subidas a un kopjke, un grupo de leonas descansando y calentándose al sol que filtraban las nubes. Una imagen clásica para los primeros leones que vieron mis amigos. Es increíble como se camuflan en la roca, pero son lugares que siempre hay que mirar con atención.

Seguimos ruta y llegamos a unas amplias praderas. Vimos varios grupos de buitres devorando carroña y peleándose entre ellos. También a los primeros pájaros secretarios. Más adelante había un bulto sospechoso en la pradera. Un gran león macho junto a una hembra y en actitud de estar de luna de miel. Por desgracia había otros cuatro coches viendo la escena y rodeándonos teníamos miles de ñues. Al fondo, contemplando la escena había un grupo de desconfiados elans. Estuvimos un rato esperando e hicieron un par de amagos de aparearse, pero al final no tuvimos esa suerte. Los leones cuando se emparejan se quedan varios días juntos y prácticamente ni comen, tan solo duermen y se aparean. La frecuencia es altísima, llegan a tener unos 40 coitos al día, en actos muy breves. Cuando llevan varios días encelados están tan agotados que, como en esta ocasión, van poniendo menos interés.

León en Masai Mara, Kenya, septiembre de 2007

Continuamos camino y buscando un sitio para hacer un pis nos topamos con otro león macho durmiendo, que nos miraba sorprendido delante del arbusto donde estaba sesteando. Esto demuestra lo fácil que es tener un encuentro insospechado con un animal potencialmente peligroso.

Antes de llegar a Talek vimos unas cuantas hienas, marcadas con radiotransmisor. Este clan siempre anda por aqui, son viejas conocidas. Llegamos a Talek y comimos haciendo picnic en la orilla. Estaba repleto de hipopótamos. También vimos un cocodrilo.

Tras la comida fuimos de regreso hacia Mara East, destino Sand Rive Gate. En el camino nos topamos con unas jirafas masai con las cuales tuvimos un encuentro muy agradable. Por todos lados la migración, de lleno en Masai Mara.

 Llegamos relativamente temprano a Sand River Gate ya que teníamos que plantar campamento. Saludé a los rangers que ya conocía de otros años. Se veía bastante migración por los alrededores. Finalmente llegamos a Upepo Camp (el campamento del viento), de nuevo, por tercer año consecutivo, acampando en este lugar increíble, completamente solos y sin turistas alrededor. El Sand River venía con suficiente agua como para poder usar para lavarnos un poco.

Juan en Masai Mara. Kenya, septiembre de 2007

Allí estaban ya Charles, Simon (un chaval masai que trajimos para ayudar a Charles y para que espantara a los babuinos, un mes antes Topo y otros amigos tuvieron muchos problemas con ellos) y aún estaba Samson terminando de descargar la leña. Plantamos las tiendas y empezamos a organiza el campamento. Upepo Camp hizo honor a su nombre y empezó a soplar el viento y hacer frío. Juan organizó la cena de esta noche mientras disfrutábamos de un atardecer alucinante.

Escribo unas líneas en el diario a la luz del frontal. Estoy cansado pero contento, fuera solo se oye la hoguera y los sonidos de la noche de Masai Mara, pero volver a Upepo Camp es como volver a casa.

Animales avistados en esta jornada: Cebra de Burchell, ñu barba blanca, dik dik, león, hartebeest, steinbuck, elan oriental, hienas, chacal, hipopótamos, elefante, jirafa,  impala, topis.

Mukora safari. Kenya. Septiembre de 2007
Anuncios

2 Responses to “Diario de safari: Uli Mukora Safari. Día 4”


  1. 1 rafikisa 25 enero, 2008 en 2:58 pm

    ….buaaaahhhhhh!!!…. yo quiero iiiiiirrrrr….aaaaa!!!!

  2. 2 Laury Z 29 enero, 2008 en 6:46 pm

    Gracias por compartir el mundo con nosotros!!!
    Sigue caminando… nosotros te seguimos leyendo…
    besos
    lau


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




LOGOweb

Archivos

© 2007-2016 Paco León. Las fotos y textos aquí publicados son del autor del blog salvo las especificamente citadas. Mis fotos se pueden copiar, distribuir y comunicar públicamente bajo las siguientes condiciones: Citar al autor y blog - No hacer uso Comercial - No modificar ni crear Obra Derivada. Los textos aquí publicados no se pueden copiar, distribuir o utilizar sin previo permiso del autor del blog. Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

De safari:

  • 607,646 huellas

Made on a mac


A %d blogueros les gusta esto: