Yo tenía un cráter en África… (I)

Yo tenía un cráter en África… Crater Lake, el cráter perdido.

Crater Lake. Ndabibi. Kenya, septiembre de 2006

Yo tenía una granja en África al pié de las colinas de Ngong…” – Así comenzaba Karen Blixen su célebre novela “Memorias de África”, firmada con el seudónimo de Isaak Dinesen y que Sydney Pollack inmortalizó en el cine en 1985 con su película ganadora de siete Oscars, protagonizada por Meryl Streep y Robert Redford. Y esa es la frase que me viene a la cabeza cada vez que aterrizo en Nairobi y al salir del aeropuerto me saludan desde lejos las picudas colinas de Ngong, la primera frase inmortal de una preciosa historia sobre el África más clásica y que emociona a todos los que la leen.

Sin embargo hay muchas otras historias de la vieja África que son muy desconocidas para el gran público, historias que bien podrían ser merecedoras de novelas de éxito o de grandes producciones de Hollywood, historias de personas que vivieron aventuras en lugares increíbles y secretos. Y precisamente sobre un lugar increíble, secreto y con una particular historia voy a escribir hoy, y espero no arrepentirme, pues cuanto más viaja uno más tiene la sensación de que para no estropear estos sitios únicos es conveniente no hablar de ellos, y eso para alguien que se gana el pan organizando viajes, es una gran controversia.

Este lugar es un pequeño cráter privado situado en pleno Valle del Rift, en territorio masai, en Kenya y es uno de los lugares más especiales que he visto en África: la finca y Santuario Privado de Ndabibi, que alberga el Crater Lake.

EL CRÁTER PERDIDO: Ndabibi se encuentra en las inmediaciones del Lago Naivasha, uno de los famosos lagos del Rift, no lejano a la ciudad de Nairobi. A pocos kilómetros al Sur se encuentra el Parque Nacional de Hell’s Gate, y al Norte, el Parque Nacional del Lago Nakuru. Originalmente Ndabibi tenía unas 24.500 hectáreas, comprendiendo las vastas praderas y bosques de esta zona. El paso del tiempo y sobre todo el enorme crecimiento de la población (no olvidemos que desde su independencia en 1963, la población de Kenya ha aumentado de algo más de 3 millones a los 33 actuales) han ido arrinconando algunas zonas que tradicionalmente han sido auténticos paraísos para la vida salvaje. Ndabibi se ha visto afectado por este hecho y actualmente mantiene una extensión de unas 12.000 hectáreas de las cuales cerca de 5.000 son un Santuario protegido para la fauna.

Crater Lake. Ndabibi. Kenya, septiembre de 2006

Dentro de este santuario está Crater Lake, un cráter relativamente pequeño de unas 87 hectáreas en total, de las cuales cerca de 15 están ocupadas por un precioso lago. El desnivel entre el anillo del cráter y la caldera ronda los ochenta metros. El lago tiene unos ocho metros de profundidad máxima y es altamente alcalino, por lo que carece de peces pero es muy rico en alga spirulina, una planta de color verde azulado altamente rica en nutrientes y  que da al lago unos ratios de fotosíntesis muy elevados. Este alga contiene muchas proteínas y vitamina B12 y es una auténtica golosina para los flamencos. Los masais afirman que estas aguas verdes tienen propiedades curativas y tradicionalmente usaban el agua del lago para tratar a su ganado con parásitos y problemas intestinales.

Al borde del lago hay un pequeño y coqueto campamento de tan solo 8 tiendas de campaña coloniales, amuebladas siguiendo un estilo clásico, con camas con dosel y cuarto de baño integrado. Cada tienda tiene una preciosa veranda con vistas al lago y elegantes muebles de la costa swahili. El campamento fue levantado en 1995 y en este momento está en pleno proceso de necesaria renovación, ya que pese a que ir a un lugar tan único y excepcional merece siempre la pena, era una lastima que el alojamiento se hubiera quedado algo descuidado, no siendo así sus servicios. Aún así es un destino más que recomendable, alejado de las rutas de turistas habituales y con mucha privacidad.

 

Crater Lake. Ndabibi. Kenya, septiembre de 2006

Anuncios

8 Responses to “Yo tenía un cráter en África… (I)”


  1. 1 Nati 30 julio, 2007 en 8:18 pm

    ¡Qué hermoso cráter! y muy lindo lo que escribiste. Todo rodeado de esa naturaleza tan especial, ah! y pues a mi no me importaría dormir aunque sea en un árbol con tal de conocer allí, aunque quien sabem jaja, yo creo que si me arriesgaría. África tiene tanto por explorar, es como un mundo nuevo, sinceramente a mi me gustaría mucho conocer, pero vaya que es un continente enorme, pero por lo menos con un país se empieza, jeje. Soy una fan de la cultura, la fotografía y la Luna así que ganas no me faltan de ir a explorar =p
    Suerte con la nueva página web, ya voy a cambiar el link y agregar éste. Saluditos 😉

  2. 2 JORGE RAMOS 9 agosto, 2007 en 4:10 am

    ESTABA BUSCANDO IMAGENES DE ANIMALES CUANDO ENCONTRE ESTA PAGINA Y LLAMO MUCHISIMO MI ATENCION PORQUE JUSTO HACIA UNAS HORAS VI UN DOCUMENTAL DE NAT GEO ACERCA DE ESTE CRATER, ES IMPORTANTE QUE GENTE COMO TU QUE TIENE EL CONOCIMIENTO DE TAN MAGESTUOSOS LUGARES LOS COMPARTAS CON LA RED. ME ENCANTAN ESTOS SITIOS, QUIZA ALGUN DIA ME ORGANIZE PARA CONOCERLOS.HICISTE UN BUEN TRABAJO!

  3. 3 pacorafiki 9 agosto, 2007 en 9:44 am

    Muchísimas gracias por vuestros comentarios, Nati y Jorge! De verdad que se agradecen. Espero que este sea también vuestro rincón

    Un saludo rafikis!

  4. 4 margee 10 septiembre, 2007 en 3:24 am

    Hermosos tus viajes y concido contigo…los Leones son los animales mas bellos de la selva…su porte es unico y su melena le da un misticismo imponente…felicidades por el blog..se ve fantastico como las experiencias…
    te dejo un enlace a un bosquejo sobre Leo-leones.
    http://complices.blogia.com/2007/032201-mujer-leo..php
    saluditos!


  1. 1 Diario de safari: Uli Mukora Safari. Día 7 « Todo sobre Safaris - El blog de Paco León Trackback en 20 febrero, 2008 en 5:21 pm
  2. 2 El lago del Cráter, un rincón poco conocido de Kenya Trackback en 29 julio, 2008 en 11:33 pm
  3. 3 Trip to africa: The lake of the Crater, a corner little known about Kenya Trackback en 29 noviembre, 2009 en 9:49 am
  4. 4 Reise nach Afrika: Der See des Kraters, eine wenig bekannte Ecke von Kenya Trackback en 29 noviembre, 2009 en 11:46 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




LOGOweb

Archivos

© 2007-2016 Paco León. Las fotos y textos aquí publicados son del autor del blog salvo las especificamente citadas. Mis fotos se pueden copiar, distribuir y comunicar públicamente bajo las siguientes condiciones: Citar al autor y blog - No hacer uso Comercial - No modificar ni crear Obra Derivada. Los textos aquí publicados no se pueden copiar, distribuir o utilizar sin previo permiso del autor del blog. Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

De safari:

  • 614,065 huellas

Made on a mac


A %d blogueros les gusta esto: