La última frontera Masai (III)

 

Guerreros Masai. Kenya. Agosto de 2004

Caza tradicional. Los masais no cazan para comer, tan solo lo hacen los guerreros como parte de su entrenamiento. Está mal visto entre ellos comer carne de caza, lo ven como un símbolo de pobreza, ya que al ser un pueblo ganadero tienen vacas y sobre todo cabras y ovejas para consumir carne. Tan solo los ancianos pueden comer carne de caza, y un clan determinado, los Dorobo, el más pobre de los masai y que mantiene la costumbre de cazar para comer. Las especies más difíciles de cazar para un masai son las jirafas y los avestruces, por su gran velocidad, y una de las más fáciles, curiosamente al contrario que a los cazadores blancos, los búfalos solitarios, ya que al cazar en grupo los rodean y no les dan muchas opciones. Yo les he visto en Loita Hills cazar gacelas con increíble destreza, ya sea con lanza o con el rungu, golpeando en plena cabeza a una gacela Thomson a la carrera desde cierta distancia, algo que si no hubiera contemplado con mis propios ojos no me hubiera podido creer. También les he observado intentar cazar gallinas de Guinea en pleno vuelo con el mismo rungu.

Guerreros masai saltando. Kenya. Agosto de 2003Sin embargo, si por algo son famosos los masai es por su caza ceremonial del león. Como parte de proceso vital, los guerreros han de enfrentarse al menos una vez a un león. En ocasiones estos encuentros son casuales, si uno de estos felinos se adentra demasiado en el territorio del clan, y en otras organizan partidas para localizar y dar caza a un gran macho.

En estas cacerías los guerreros se dividen en parejas, eligiendo a su mejor amigo, a quien pueden confiarle su vida. Recorren gran parte de su territorio e incluso se internan en Parques o Reservas hasta localizar el rastro de un macho y acercarse a él. Hay dos guerreros que logran mayor protagonismo, el que reúne valor suficiente para acercarse al león sin estar herido y hacer la primera sangre, y el que consigue cortarle la cola estando aún vivo. Al primero le corresponde quedarse la melena como trofeo, al segundo la cola, y ambos pasarán a formar parte del consejo del clan una vez terminado su periodo de guerrero. Tras la cacería regresan al poblado formando una fila, yendo en cabeza el guerrero que ha conseguido la melena y cerrando el grupo el de la cola. Si van haciendo zigzag y cantando es que nadie ha resultado muerto, y al verles desde lejos, en el poblado preparan una gran fiesta. Si alguno de ellos ha muerto, van en línea recta y sin cantar, y no hay celebración.

EUNOTO: El periodo de un guerrero termina con la ceremonia eunoto, que se celebra cada 10 años aproximadamente. Se construye un pueblo ceremonial o manyatta, de unas 80 chozas dispuestas en círculo que se dividen en sectores para cada clan y en el centro una gran choza para los jefes. Se celebra una gran fiesta durante días en los que se matan numerosos bueyes y finaliza cortándole el pelo a los guerreros, que en ese momento se convierten en hombres adultos y pueden casarse. La última eunoto en Loita fue a principios de 2005, y durante este último año los guerreros han estado en la reserva mientras la nueva hornada se prepara para sucederles.

Paco y Kirotie. Agosto de 2005LAS MUJERES: Respecto a las mujeres, como en toda cultura primitiva, están relegadas a un segundo plano, por decirlo suavemente. Se encargan de la construcción de las casas, fabricadas con una base de palos y hojas cubiertas con boñiga de vaca seca, que le proporciona un ambiente fresco durante el día y cálido durante la noche. Las mujeres recorren diariamente largas distancias hasta pozas o manantiales para recoger agua, que cargan sobre sus cabezas en pesados bidones. La mujer también tiene la obligación de cuidar y educar a los niños. Al igual que con la circuncisión, las mujeres participan de ese rito iniciático en torno a su cultura de no presentar miedo al dolor y se les practica la ablación antes de casarse, justo después de tener su primer periodo. Sin embargo, al contrario que en otras culturas, no se les hace para insensibilizarlas o “prevenir” posibles adulterios, ya que los masais son un pueblo ciertamente promiscuo. Recomiendo la lectura del libro “La Masai Blanca”, de Corinne Hoffman, recientemente llevado al cine, en el que la autora narra autobiográficamente su experiencia de vivir tres años en un poblado Samburu (estrechamente emparentados con los masais), tras dejar su vida en Suiza al enamorarse de un guerrero de esta tribu. Los contrastes para una mujer occidental no pueden ser más extremos.

 

Mujeres masai. Kenya. Agosto de 2003

LOITA HILLS: Mi primer contacto con esta tribu fue en las colinas de Loita, probablemente la última frontera que alberga a los poblados de esta tribu más auténticos y aislados de la influencia del turismo, de la agricultura o de la “occidentalización”. Los masais de estas tierras luchan por mantener su identidad, su cultura y su folklore, en una etnia que carece de escritura, escultura, pintura o arquitectura imperecedera, y que al mismo tiempo trata de integrarse en el desarrollo natural de un país que poco a poco se va desarrollando y adaptarse al turismo y su nueva realidad. Luchan por mejorar su calidad de vida, no por cambiar sus costumbres. Para mí, África siempre será las colinas de Loita, y sobre todo sus masais

Sobre la penúltima foto: es una foto a la que tengo mucho cariño. El que tengo encima es mi amigo Kirotie, guerrero masai…. creo que muy poca gente puede presumir de tener una foto con un guerrero masai subido a caballito!!!

Anuncios

1 Response to “La última frontera Masai (III)”


  1. 1 chicharreroo 6 octubre, 2009 en 12:24 am

    como le aceptaron en la tribu y mas sacandole fotos? porque tengo entendido que no son muy sociables con los turistas y si lo son es a cambio de dinero!!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




LOGOweb

Archivos

© 2007-2016 Paco León. Las fotos y textos aquí publicados son del autor del blog salvo las especificamente citadas. Mis fotos se pueden copiar, distribuir y comunicar públicamente bajo las siguientes condiciones: Citar al autor y blog - No hacer uso Comercial - No modificar ni crear Obra Derivada. Los textos aquí publicados no se pueden copiar, distribuir o utilizar sin previo permiso del autor del blog. Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

De safari:

  • 611,411 huellas

Made on a mac


A %d blogueros les gusta esto: