Tras los pasos de la Gran Migración (II)

 

Ñues a punto de cruzar el Mara. Kenya, septiembre de 2005

 

 

LOS ORIGENES Y HÁBITOS: Las grandes manadas que componen la Gran Migración comprenden aproximadamente 1,7 millones de ñúes de barba blanca, unas 300.000 cebras de Burchell y cerca de medio millón de gacelas de Thomson. Se sabe que esta ruta es realmente ancestral, y probablemente pudo ser observada por los primeros homínidos, los más antiguos del planeta, como fueron los restos de australopithecus afarensis encontrados por los Leaky, familia de célebres antropólogos, en la garganta de Olduvai, situada en plenas llanuras de Ndutu, donde se han encontrado las primeras huellas del Hombre sobre la Tierra.

 

Tan ancestral es la ruta de estos animales que no se detuvo cuando a principios de los años 60 el gobierno de Tanzania, en su ánimo de “desarrollar” la agricultura y ganadería del país, plantó una enorme valla de alambre de espino para intentar evitar que los ñúes se adentraran en el área de Ngorongoro. Tal y como Myles Turner, Guarda Mayor del Parque de Serengeti, contaba a Peter Matthesian en su imprescindible “El árbol del que nació el hombre”: – “Intentaron interferir con algo que millones de animales han seguido durante miles de años, fue maravilloso ver como esos animales la aplastaron y siguieron su camino, yo uso ahora los postes como leña” -.

 

 

Abriendo paso. Kenya, septiembre de 2005

Sin embargo no fue hasta finales de los años 50, ya en el siglo XX, cuando se empezaron a hacer estudios de las poblaciones, rutas y periodicidades del ecosistema Serengeti – Mara. En 1957 el profesor Bernhard Grzimek, Presidente de la Sociedad Zoológica de Frankfurt, y su hijo Michael, llegaron a Tanzania, compraron una avioneta pintada con rayas de cebra y comenzaron una investigación que además de concluir con la descripción de las pautas de un patrón definido en los movimientos migratorios y su importancia en la conservación de cientos de especies con las que conviven, se resumió en la película documental ganadora de un oscar “Serengeti no debe morir”, que supuso un gran éxito de audiencia, puso en conocimiento del gran público el nombre de Serengeti y fue una bandera para conservacionistas. El mismo Grzimek en su programa de televisión “A Place for Wild Animals” animó a los germanos a fletar vuelos charters e ir a ver por sí mismos las maravillas de este gran Parque, iniciando así un nuevo interés por los safaris fotográficos. Además coincidió con que, tras benignos años de lluvias y superar enfermedades, la población de ñúes aumentó del cuarto de millón al aproximadamente más de millón y medio que hay en la actualidad. Michael Grzimek murió en un accidente de aviación al año y medio de comenzar la filmación, su padre falleció en 1987; ambos están enterrados en pleno anillo del cráter de Ngorongoro, y sus tumbas son visitadas diariamente por muchos turistas que siguen los pasos de aquellos que animaron a visitar y conocer estas tierras.

 

La realidad es que los movimientos de la Gran Migración están condicionados por el clima. Las enormes praderas de Serengeti (que en lengua masai, máa, significa “llanura sin fin”) reciben agua tan solo en la época de lluvias, lo que es insuficiente para mantener una provisión de comida tan grande como para abastecer a poblaciones tan enormes durante todo el año. La zona más húmeda de este ecosistema es Masai Mara (en máa, “tierra moteada”), bendecida por numerosas lluvias desde noviembre hasta junio y con numerosas tormentas en la seca, a lo que se suma la fuente permanente de agua que suponen los ríos Mara y Talek, y es por lo tanto una fuente de pastos frescos para los grandes rebaños cuando empiezan a escasear en Serengeti tras la estación húmeda.

 

Los ñúes avanzan en pacífica coexistencia con las cebras, las cuales pese a no ser animales de rebaño, sino más bien de grupos encabezados por un semental, se sienten protegidas en la manada de sus compañeros de barba blanca. Ni siquiera sufren competencia en las épocas de escasez de pastos, ya que mientras las cebras prefieren los tallos y brotes altos, los ñúes son gourmets de la hierba corta. Los ñúes avanzan en la mayor parte de la travesía en grupos de hembras con crías por un lado y en grupos de machos por otro, y viven en constante alerta, pues se saben en la base de la pirámide alimenticia de la sabana.

Anuncios

6 Responses to “Tras los pasos de la Gran Migración (II)”


  1. 2 lupita 11 marzo, 2011 en 12:01 am

    oigan aki no hay nada de las cebras

  2. 3 Tania188 27 abril, 2013 en 11:48 pm

    ¡Magnifico articulo! Que casualidad que este hombre también murió como nuestro queridísimo Felix Rodriguez de la Fuente, en plena filmación de un gran Documental que remueve las conciencias para el bien…
    Por cierto, yo no he visto el gran trabajo “Serengeti no debe morir”…
    ¿Saben donde se puede conseguir?
    En fin, gracias y saludos…

    • 4 Jesús 7 agosto, 2013 en 9:23 pm

      Hola, Tania.
      El libro lo puedes adquirir entrando en la página web de iberlibro, donde dispones de varios ejemplares en perfecto estado y a precios baratísimos.

      • 5 Tania188 15 agosto, 2013 en 12:10 am

        Gracias, lo voy a mirar. Por cierto, ya encontre el documental por internet. Si alguien lo quiere, pues que lo pida jajajajaaaaaaaa.

        Saludos

      • 6 Jesús 15 agosto, 2013 en 2:13 am

        Cierto, Tania. El documental está disponible en la red. Se me había olvidado añadirlo. Y ya de puestos te adelanto que a primeros de año tendrás en el mercado un nuevo libro sobre el Serengeti; en este caso un trabajo que llevo haciendo hace tiempo y que ya cuenta con un editor comprometido con sacarlo a la luz.

        Saludos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




LOGOweb

Archivos

© 2007-2016 Paco León. Las fotos y textos aquí publicados son del autor del blog salvo las especificamente citadas. Mis fotos se pueden copiar, distribuir y comunicar públicamente bajo las siguientes condiciones: Citar al autor y blog - No hacer uso Comercial - No modificar ni crear Obra Derivada. Los textos aquí publicados no se pueden copiar, distribuir o utilizar sin previo permiso del autor del blog. Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

De safari:

  • 624,716 huellas

Made on a mac


A %d blogueros les gusta esto: