Lamu (II)

Una calle de Lamu. Kenya, septiembre de 2005Las gentes de Lamu: Sin duda otro de los tesoros de Lamu son sus gentes, tanto por su amabilidad y su hospitalidad como por su filosofía de vida lenta y tranquila. Son característicos por sus rasgos swahilis, ir vestidos con un kikoy (tradicional tela de colores, a modo de pareo), camisa y cofía (gorro musulmán). Las mujeres suelen ir tapadas con el puibui (vestido largo y negro que solo deja los ojos a la vista). Dignos de mención son los ancianos – curtidos por el Índico y antiguas batallas – sentados en la plaza frente al fuerte portugués, así como el encanto de los niños que juegan por las calles. Por su propia idiosincrasia y manera de ser, los habitantes son muy respetuosos con el visitante; se puede pasear por la isla sin ningún tipo de agobios y con toda seguridad, ya que no se conocen ni asaltos ni robos a los turistas, ni problemas por fanatismo religioso. Al ser una ciudad portuaria, el puerto es uno de los lugares más apasionantes para el visitante por su ajetreada actividad y sus pintorescos colores, sonidos y olores a especias y pescado fresco. Las calles están repletas de pequeños comercios y puestos de artesanía. Entre su arquitectura y su atmósfera, es inevitable encontrar una cierta semejanza con alguna antigua plaza mediterránea.

Shella. Lamu. Kenya, septiembre de 2006

Lamu fue durante la década de los 60, ya en el siglo XX, destino prioritario del movimiento contracultural occidental encabezado por los hippies. Tras ellos fue llegando gente famosa atraída por su tranquilidad y por la posibilidad de poder descansar en un lugar completamente alejado de las rutas turísticas convencionales; estas personalidades fueron las que, probablemente, en un principio salvaron a la isla de su decadencia. Hoy en día tienen casas aquí personajes de la talla de Mick Jagger, Madonna o la Princesa Carolina de Mónaco.

 

Qué hacer: Además de embriagarse con la cultura swahili y visitar puntos de interés como el Museo de la Ciudad, la pintoresca Oficina de Correos Alemana, el Fuerte, las ruinas de Takwa en Manda, o perderse por el laberinto de calles, el visitante puede descansar en las desérticas playas que hay junto a Shela, o cruzar en dhow a las tranquilas playas de Manda. Además de practicar buceo o pesca de altura, es muy recomendable alquilar un dhow y pasar el día navegando entre las islas, o incluso una excursión de un par de días a la paradisiaca bahía de Kiwayu.

Swahilli en su burro. Lamu, Kenya. Septiembre de 2005

Anuncios

0 Responses to “Lamu (II)”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




LOGOweb

Archivos

© 2007-2016 Paco León. Las fotos y textos aquí publicados son del autor del blog salvo las especificamente citadas. Mis fotos se pueden copiar, distribuir y comunicar públicamente bajo las siguientes condiciones: Citar al autor y blog - No hacer uso Comercial - No modificar ni crear Obra Derivada. Los textos aquí publicados no se pueden copiar, distribuir o utilizar sin previo permiso del autor del blog. Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

De safari:

  • 619,754 huellas

Made on a mac


A %d blogueros les gusta esto: